Solicitar Hora + Busca tu clínica +

Teléfono Clinica Padre Hurtado

2 2248 2272
Atención 24 Horas

Teléfono Clinica Pedro de Valdivia

2 2341 1890
Atención 24 Horas
25 de enero

Golpes de calor

Los perros y gatos carecen de glándulas sudoríparas extendidas por el cuerpo y solo pueden regularla mediante jadeos y el sudor que eliminan por las almohadillas de sus patas. En los días de calor intenso, estos mecanismos pueden no ser suficientes y tu mascota se expone a sufrir un golpe de calor, un trastorno grave que puede resultar mortal si no se actúa a tiempo.

​Por eso es muy importante nunca dejarlos encerrados en un auto o en una habitación donde no haya buena ventilación​.

 

Qué hacer si tu mascota sufre un golpe de calor


Es importante bajar rápidamente la temperatura corporal del animal. Para ello, deberás colocarle en un lugar fresco, ponerle agua a su disposición, y refrescarle mojándole la cabeza y el abdomen con agua y hielos.

​- ​Coloca al animal en la sombra y ponle agua fresca a su disposición.

​- ​Refréscale mojando su cabeza y abdomen con agua y hielos.

​- ​Coloca paños húmedos sobre su nariz, axilas, ingles o cualquier otro lugar donde no tenga pelo.

​- ​Llena un recipiente con agua y mete sus patas en él.

Qué  es lo que no debemos hacer

- No debemos envolver o cubrir al animal con toallas porque el calor permanece en vez de salir.

- No utilizar agua completamente helada para bajarle la temperatura porque podemos provocarle daños en el cerebro.

- Si ya hemos conseguido que el animal baje de los 42ºC, no es preciso enfriarlo más porque podemos provocarle una hipotermia.

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

- En primer lugar, nunca hay que dejar al perro solo dentro de un coche, ya que la mayoría de los golpes de calor ocurren ahí. A pesar de que se dejen las ventanas abiertas y el coche a la sombra, el vehículo puede alcanzar temperaturas muy altas en pocos minutos, por lo que el perro sufrirá un ascenso de temperatura que podría no ser capaz de refrigerar.

- Hay que intentar que el perro tenga a su disposición agua fresca y limpia todo el día, ya que si pierde más de el 12% de agua de su cuerpo puede sufrir grandes problemas de salud.

- Procurar que durante el día esté a la sombra, ya sea en casa o cuando salga a pasear.

- No sacarlo a pasear o hacer ejercicio durante las horas de más calor, ya que además de las altas temperaturas, el asfalto puede estar muy caliente y causarle quemaduras en las almohadillas. En esta misma línea, cuando salga a pasear intenta ir por la sombra y también llevar siempre agua, ya sea para que beba o para refrescar su cuerpo.

- Procurar que dentro de casa haya una temperatura adecuada, poniendo el aire acondicionado o el ventilador.

- Intentar que el perro tenga una zona habilitada para mojarse o algún objeto para refrescarse, ya sea una piscina pequeña para niños, un aspersor, una toalla húmeda, una almohadilla de enfriamiento u otros objetos.

- Recortar el pelaje si es largo, sin dejarlo muy corto, ya que no tendría protección contra el calor y las quemaduras.

 

​fuente1

fuente2​

fuente3