Solicitar Hora + Busca tu clínica +

Teléfono Clinica Padre Hurtado

2 2248 2272
Atención 24 Horas

Teléfono Clinica Pedro de Valdivia

2 2341 1890
Atención 24 Horas
02 de diciembre

Consejos generales para cuidar a un perro viejito

Aunque tu perro empieza a manifestar signos de debilitamiento, por otra parte también es más sabio. Un control veterinario periódico, los cuidados diarios y una alimentación adecuada, permitirán a tu envejecido compañero, seguir disfrutando de una vida llena de felicidad y salud.

De todas maneras, será necesario ver la realidad tal como es: tu perro envejece y su condición física se irá deteriorando a lo largo de los años. Los mecanismos importantes del cuerpo, que funcionan perfectamente en un estado normal, pueden poco a poco frenar su ritmo o funcionar mal. Al igual que los humanos, las facultades sensoriales se debilitan progresivamente y pueden, a la larga, causar una alteración de la vista, del oído, del gusto y del olfato. También se aprecia una pérdida del apetito, y los perros muy viejos pueden adelgazar, apareciendo una marca prominente a la altura de los hombros y de la columna vertebral.

Los perros a menudo son más mayores de lo que nos pensamos, sobre todo cuando los conocemos desde que son muy pequeñitos y nos han acostumbrado a su energía desbordante. No siempre es fácil determinar la edad de un perro porque existen diferencias importantes entre las razas. Por regla general, los perros de tamaño pequeño viven más tiempo, mientras que las razas más grandes tienen una esperanza de vida relativamente corta (un Gran Danés se considera ya viejo cuando tiene seis años). Además de la raza, hay ciertos elementos característicos en el estilo de vida que pueden influir en la longevidad del perro, en particular su dieta alimentaria, la práctica o no de ejercicio y sus antecedentes médicos.

Los signos de envejecimiento

El método más adecuado para saber si tu perro ha envejecido consiste en observar su comportamiento y su apariencia exterior. Dicho de otra forma, en función de su comportamiento, su temperamento y su apariencia general, ¿qué edad puede tener?

- Pérdida progresiva de vitalidad.

- El perro parece sufrir de cierta rigidez en las articulaciones y presenta dificultad para levantarse después de estar tumbado o después de un largo paseo.

- La piel se vuelve más gruesa y menos elástica. El pelaje se hace más tupido y más áspero y puede despoblarse en ciertas zonas o aparecer pelos grises.

- La sordera se confirma cuando el perro deja de responder a las órdenes o cuando se le llama por su nombre.

- El estado de los dientes y de las encías. Verifica si el alimento se escapa de la boca, si hay una salivación excesiva y si el perro se rasca el hocico. Una hinchazón (como bolsas) bajo los ojos puede indicar la presencia de abscesos dentales y requiere una visita al veterinario.

- Pueden aparecer verrugas, quistes de grasa o hasta tumores. Haz que tu veterinario lo examine y recuerda que el control preventivo puede salvar la vida de tu perro.

- Sed frecuente, orina frecuentemente o tiene incontinencia.

- Muestra dificultades o no puede reconocer su entorno.

- Pérdida de apetito.

- Depresión, desobediencia y comportamientos destructores ocasionales.

- El matiz azulado que recubre los ojos es perfectamente normal y no altera la visión del perro. Por el contrario, una catarata velada y blanquecina puede producir ceguera. Tu veterinario te ayudará a distinguir entre ambos casos.

- Una tendencia a dormir más durante el día y menos durante la noche. Puede llegar a pasar que un perro se pasee de forma errante durante la noche por la casa debido a un dolor en las articulaciones, debido a la senilidad o porque se siente solo.

- Ganar peso – un problema particular que afecta a ciertos perros de edad avanzada.

Llegará un día en el que empezarás a notar los signos de envejecimiento, pero esto no significa que debas sobreproteger a tu perro e inquietarte. Será suficiente con adaptarse, cambiando ciertos hábitos y tomando algunas precauciones.

Cuidados médicos adecuados - Realizar un examen completo de forma periódica se convierte en indispensable para los perros viejos. Además de las vacunas y del control anual, comenta con tu veterinario los signos geriátricos de tu perro. También haz una lista de los síntomas y comportamientos preocupantes y háblalo con el veterinario.

Ejercicios de calidad - La obesidad y la artrosis son las enfermedades más frecuentes en los perros y por eso es muy importante que hagan ejercicio con regularidad. Sin embargo, si tu perro ya sufre de artrosis, pide consejo al veterinario antes de iniciar cualquier programa de ejercicios.

Los hábitos cotidianos - Para la salud física, mental y emocional de tu viejo compañero, es importante respetar cierta lógica en los hábitos cotidianos con el fin de asegurar el confort y el ambiente tranquilo que necesita.

Una piel y un pelo sano - Sería adecuado añadir suplementos alimenticios al menos una vez por semana, tales como el Super Pet Senior ($4.500 en Clínicas Veterinarias Doctor Pet). También es importante lavarlo regularmente. Esta será una nueva ocasión de demostrarle todo el afecto que tu perro necesita.

Dientes y encías sanas - Es muy importante que el veterinario realice cuidados dentales a tu perro de forma regular. Los perros de edad avanzada están más expuestos a enfermedades de las encías y a la acumulación de sarro. Además del control que realiza el veterinario, no dejes de examinarle periódicamente los dientes y encías tu mismo.  

Asistencia emocional - Esfuérzate en compartir con tu perro de edad avanzada esta etapa de la vida que está a punto de atravesar e intenta comprender los numerosos trastornos psicológicos que transforman su vida. Los cuidados diarios que necesita tu perro mayor quizás te exigen un poco más de paciencia, pero piensa que estos cuidados y tu compromiso en demostrarle cada día tu afecto, contribuirán a ofrecerle una calidad de vida agradable durante esta etapa.

Alimentación para seniors

Además de los cuidados veterinarios periódicos, comprender la evolución de las necesidades nutricionales de tu perro de avanzada edad, es una de las mejores cosas que puedes hacer por él. En general, a partir de los siete años en adelante, los perros pasan gradualmente a llevar una vida más relajada y, como consecuencia, su dieta alimentaria también debe adaptarse a esta nueva situación. Los perros de edad avanzada son menos activos y su metabolismo es más lento. Por lo tanto, no necesitan un aporte de calorías tan alto como antes. Por el contrario, ahora es más importante que nunca asegurarse de que reciban un aporte en proteínas de excelente calidad y fácil de digerir, a fin de mantener el equilibrio de su organismo.

Los alimentos preparados para perros seniors están concebidos para responder a los cambios de sus necesidades nutricionales y de sus hábitos alimentarios, permitiendo a tu perro disfrutar completamente de sus comidas sin tener que renunciar a los elementos esenciales para su equilibrio.

Lo ideal es darle de comer una o dos veces al día. Sin embargo, algunos perros prefieren tomar pequeñas cantidades, pero con más frecuencia. No hay ningún motivo para inquietarse porque es un comportamiento normal. De hecho es más fácil digerir varias comidas ligeras al día que una o dos tomas más abundantes.

Fuente