Solicitar Hora + Busca tu clínica +

Teléfono Clinica Padre Hurtado

2 2248 2272
Atención 24 Horas

Teléfono Clinica Pedro de Valdivia

2 2341 1890
Atención 24 Horas
05 de noviembre

El celo y embarazo de las gatas

Las gatas son excelentes criadores. Tu gata puede concebir y parir a una camada de gatitos con gran facilidad, ¡incluso antes de que te des cuenta de que puede estar embarazada!

Tradicionalmente las gatas suelen entrar en celo en función de las estaciones y la duración del día. En el hemisferio norte, el ciclo de las gatas va de enero a septiembre, y le sigue un periodo de inactividad sexual de entre tres y cuatro meses. No obstante, el aumento de los gatos domésticos y el perfeccionamiento de las viviendas han propiciado que el ciclo de las gatas se extienda durante todo el año independientemente de las condiciones climáticas.

 

¿CÓMO SÉ SI MI GATA ESTÁ EN CELO?

El periodo durante el cual tu gata atrae el interés de los gatos macho se denomina oficialmente proestro y estro. Dura entre 6 y 12 días y durante este tiempo es normal que muestre cambios de comportamiento notables. Este periodo también suele denominarse "llamada".Los cambios de comportamiento típicos son los siguientes:

- Aumento de los maullidos (a menudo gemidos graves)

- Frotamiento de la cabeza y el cuello con todo tipo de objetos como piernas o muebles

- Arqueamiento y contorsiones por el suelo y aumento de movimientos con las patas

- Micción más frecuente

- Mayor agitación

- Más muestras de afecto o agresividad, según el gato

 

SÍNTOMAS DE EMBARAZO

Existe una serie de síntomas que indican que su gata está embarazada.  El primer indicador puede ser el hecho de que su ciclo de celo parará. Otro síntoma temprano es que los pezones de su gata se hincharán y tendrán un color rojo, más oscuro. Una gata embarazada también comerá más y posiblemente tenga episodios de "vómitos matinales". Después de cinco semanas, el aumento del estómago de su gata será notable y continuará creciendo hasta que la gata dé a luz. Usted puede notar un cambio dramático en su conducta.

La gata puede volverse de repente especialmente cariñosa y deseosa de pasar tiempo con usted. Al contrario, también puede ver que su gata que antes era amistosa, se vuelve triste y solitaria. No se preocupe, ambas conductas son completamente normales. Las gatas normalmente llevan el alumbramiento con pocas dificultades.

Si está preocupad@ por su gata o quiere confirmar que está embarazada, llévela al veterinario. Él comprobará si su gata está sana y confirmará el embarazo con ayuda de un chequeo físico o por ultrasonidos.

LAS FASES DEL EMBARAZO

El embarazo suele durar entre 63 y 65 días, aunque puede oscilar entre 58 y 70 días.  Suele transcurrir con tanta discreción, sobre todo durante las primeras fases, que resulta difícil darse cuenta, excepto para los criadores de gatos más experimentados.  No es hasta la última etapa de la gestación que empieza a notarse y el único indicio es un aumento de peso inexplicable, concretamente en la zona del abdomen.

Los veterinarios con experiencia pueden ver los embriones mediante una ecografía incluso a partir del día 14 o 15 y escuchar los latidos del corazón del feto a partir del día 22. Los esqueletos pueden apreciarse mediante radiografía a partir del día 43, pero no es un método de diagnóstico recomendado porque expone a los gatitos en desarrollo y a la gata a radiaciones innecesarias.

En los últimos días de la gestación, puedes observar el instinto de preparación del nido en tu gata antes de la llegada de sus crías. Consiste en buscar un sitio tranquilo y apartado en el que se sienta segura y protegida. Es habitual que pierda el apetito, que esté más inquieta, ruidosa y alterada, y que muestre una actitud más independiente o, al contrario, más dependiente.

 

1- Fuente / 2- Fuente