Solicitar Hora + Busca tu clínica +

Teléfono Clinica Padre Hurtado

2 2248 2272
Atención 24 Horas

Teléfono Clinica Pedro de Valdivia

2 2341 1890
Atención 24 Horas
08 de octubre

Diabetes en perros

La palabra “mellitus” proviene del latín y significa dulce. Esta relación del nombre se originó hace muchos años (alrededor del siglo XVII) cuando no existían los análisis. En esa época se detectó que la orina en pacientes con Diabetes tenía sabor dulce, y que el exceso de esta es debido a un alto índice de azúcar que pasa de la sangre a la orina.

¿Qué es la diabetes mellitus?

Al igual que los humanos, los perros con diabetes mellitus no pueden regular su nivel de azúcar en sangre debido a un problema en la producción de insulina. El cuerpo de un cachorro necesita glucosa como fuente de energía celular. El sistema digestivo de su perro descompone los alimentos en varias partes, incluyendo la glucosa.

Un perro con diabetes mellitus no puede usar la glucosa descompuesta. La insulina es la que permite que las células absorban la glucosa. Pero con diabetes, el páncreas no produce suficiente insulina y la glucosa permanece en el torrente sanguíneo del perro.

 

Síntomas de que su perro puede tener diabetes

Si le preocupa que su perro tenga diabetes mellitus, vigile dos cuestiones: el tazón de agua y sus necesidades. Las grandes cantidades de glucosa en el torrente sanguíneo del perro hacen que orine con mucha más frecuencia. Así, los perros diabéticos necesitarán beber en exceso para compensar el aumento en la pérdida de líquido.

 

Dos tipos de diabetes:

  • Diabetes mellitus tipo I: Este tipo de diabetes puede controlarse con inyecciones de insulina. Es muy similar al tipo de diabetes que se encuentra en niños cuyos páncreas producen poca insulina o no la producen en absoluto.

  • Diabetes mellitus tipo II: Los perros con diabetes tipo II tienen un nivel normal o incluso alto de insulina en sangre. Sin embargo, sus cuerpos no responden a la función de la insulina.

La mayoría de los perros diabéticos sufren del tipo I. Afortunadamente, esta afección puede tratarse, pero los perros enfermos necesitarán inyecciones de insulina de por vida.

 

¿Cómo tratará el veterinario a mi mascota diabética?

Para tratar a un perro con diabetes, el médico probablemente comience con un cambio de dieta e inyecciones de insulina. La reacción de cada mascota a la insulina es diferente. El veterinario necesitará vigilar de cerca la reacción del perro a las inyecciones de insulina. Esto implicará visitas frecuentes a su veterinario y análisis de sangre para ver cómo la glucosa absorbe la insulina.

 

¿Cuál será mi papel en el tratamiento?

Un médico le indicará dos funciones importantes en el tratamiento de la diabetes canina:

  1. Alimentación – El médico no solo estipulará una dieta muy específica para su mascota, el horario de comida también debe ser uniforme. El mejor alimento para un perro diabético tendrá un contenido bajo en grasa y alto en fibra. Asegúrese de comprar premios aprobados por su veterinario.

  2. Medicamento – El horario de comida se coordinará con sus inyecciones de insulina. Un experto en salud de mascotas de Clínicas Veterinarias Doctor Pet,  puede mostrarle la mejor manera de dar la inyección a su perro. La inyección se coloca debajo de la piel, no en una vena ni músculo. La mayoría de los perros no sienten la inyección o, al menos, se adaptan rápidamente.

Fuente: Banfield Pet Hospital - Diabetes Bienestar y Salud